DEPARTAMENTO DE ACREDITACIÓN.
Este departamento cuenta con participación estudiantil (pasantes) en acreditación:
Generamos informes, basados en asuntos internos de la facultad logrando conseguir evidencias de cada una de sus actividades y por ende de las carreras y procesos; estos deben llevar un orden, y este orden debe ser evidenciado, luego de lo cual generamos matrices de control de la información.
Según el Art. 95 La acreditación es una validación de evidencia quinquenal realizada por el CEAACES, para certificar la calidad de las instituciones de educación superior, de una carrera o programa educativo, sobre la base de una educación previa.
En base al artículo mencionado, el propósito de la Comisión de Acreditación es:

Evaluar rigurosamente el cumplimiento de lineamientos, estándares y criterios de calidad a nivel nacional e internacional, a las carreras, programas, postgrados e instituciones, obligatorio e independiente, que definirá el CEAACES

FUNCIONES.
  • Recolección de Datos
  • Evaluación Documental
  • Resultados de Aprendizaje
  • Evaluación de los índices establecidos por el CEAACES
ACTUALIZACIÓN CIENTÍFICA DEL DOCENTE.
En el año los profesores deben recibir 4 cursos:
  1. Metodología de la Investigación
  2. TIC´s (Tecnologías de la Información y Comunicación)
  3. Idiomas
  4. Epistemología
  • Contribuir a la actualización del Sistema Educativo de una sociedad fuertemente influida por las nuevas tecnologías.
  • Facilitar a los profesores la adquisición de bases teóricas y destrezas operativas que les permitan integrar, en su práctica docente, los medios didácticos en general y los basados en nuevas tecnologías en particular.
  • Adquirir una visión global sobre la integración de las nuevas tecnologías en el currículum, analizando las modificaciones que sufren sus diferentes elementos: contenidos, metodología, evaluación, etc.
  • Capacitar a los profesores para reflexionar sobre su propia práctica, evaluando el papel y la contribución de estos medios al proceso de enseñanza-aprendizaje.
La Universidad de Guayaquil, la más poblada del país (82.000 alumnos matriculados), espera estar lista antes de octubre para recibir la visita de los evaluadores externos que certifiquen el trabajo realizado para lograr la acreditación y con ello ascender a la categoría A, donde están ubicados los centros de estudios de excelencia.

En las 18 facultades y en las 83 carreras que tiene este centro de estudio superior hay comisiones que trabajan en la autoevaluación. Desde el vicerrectorado académico se coordina con ellas para trabajar en el proceso de acreditación.

Víctor Ballesteros, asesor académico de la universidad, indicó que uno de los pasos importantes dados es la capacitación de sus docentes. Cerca del 80% de los profesores tiene maestría (título de cuarto nivel) y un 90% cuenta con 280 horas de adiestramiento pedagógico y en ciencias particulares.

Así mismo trabajó en el rediseño de las carreras, donde tuvo que vincularse con la comunidad para conocer el perfil del profesional que requiere, con el fin de ofrecerlo.

El mejoramiento de la infraestructura es otro de los trabajos realizados en las 870 aulas que tiene el alma máter, en bibliotecas y laboratorios. Muchas de ellas tienen computadoras, infocus y proyectores que brindan a los alumnos y maestros muchos beneficios.

La universidad quiere saber cuántos alumnos ingresan, cuántos se gradúan y cuántos egresan. Cerca de 1.300 profesores realizaron cursos de tutoría para dirigir las tesis que permitan entregar un profesional graduado. Para facilitar este proceso se aprobó un solo modelo para el desarrollo de la tesis en todas las unidades académicas.

Al momento, las comisiones trabajan en la elaboración del estatuto interno de reglamento de carreras de escalafón para profesores e investigadores; y existe un reglamento del seguimiento de egresados.

El trámite para conseguir la acreditación tiene tres pasos: la evaluación interna (autoevaluación), que la hace la propia universidad y que incluye presentar un plan de mejoramiento; la evaluación externa, que comprende la revisión por parte del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (CEAACES) y la acreditación, certificación que debe renovarse cada cinco años.

En el proceso se evalúan cuatro funciones: administrativa, docente, de investigación y la vinculación con la colectividad.

En total son 21 características y 110 estándares. Por ejemplo, que al menos el 30% de los docentes tenga posgrados; que los mejores estudiantes de pregrado tengan prioridad para los cursos de posgrado; que las bibliotecas hagan convenios con sus similares en otros países; que se aplique un sistema de escalafón de remuneraciones e incentivos a los docentes según su formación; que haya aulas y laboratorios según el número de alumnos, entre otros.